CUBIERTAS VENTILADAS DE TEJA – Consumo energético eficiente

La cubierta inclinada lleva miles de años en la arquitectura y seguirá haciéndolo siempre por las múltiples ventajas que presenta en los edificios. Al sumar además las tejas cerámicas (ya sea teja curva, teja plana o teja mixta) a este tipo de cubiertas, se añaden múltiples beneficios como la habitabilidad, durabilidad, estética y eficiencia energética.

Sin embargo, no todo son ventajas y es que la cubierta tradicional solía tener el inconveniente de la ausencia de ventilación. No obstante, con el paso de los años han aparecido nuevas técnicas y productos para mejorar la cubierta tradicional no ventilada: las nuevas cubiertas ventiladas con ventilación bajo teja.

Junto a las mejoras de las tejas cerámicas para construir una cubierta ventilada, existen otras piezas para resolver los remates singulares de cubierta y garantizar así la estanqueidad e impermeabilización del tejado. Entre estas piezas necesarias para conseguir la microventilación bajo las tejas se encuentran las bandas impermeables microperforadas que se colocan sobre el rastrel de cumbrera.

DUROFLEX VENTILACIÓN es una membrana de aluminio flexible para adaptarse a las ondulaciones de cubierta. Totalmente impermeable, lacada para una máxima resistencia a los rayos U.V. y más duradera que la vida útil del tejado, es totalmente transpirable por la microperforación de la lámina que no se obstruye gracias a su pestaña de protección. A diferencia de otras láminas microperforadas que llegan a tupirse cuando la malla acumula suciedad, Duroflex Ventilación permite una ventilación permanente con un caudal de ventilación mínimo por cada lado de 774 l/h por metro lineal sin que requiera ningún tipo de mantenimiento en el tejado y no perder así la garantía de los demás elementos constructivos del techo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *