Instalación de cumbrera ventilada

La duración de un tejado no depende únicamente de la calidad de las tejas. Una correcta instalación con una adecuada ventilación es imprescindible para alargar su vida útil. Para ello, es imprescindible crear una corriente de aire por debajo de las tejas que las seque y evite problemas de humedades/roturas en puntos críticos como cumbreras y limatesas.

Un error bastante frecuente a la hora de construir o reparar tejados, es macizar con mortero las bocas de las tejas en los aleros, cumbreras y demás remates singulares. Esto provoca la rotura de las tejas por una mala e inadecuada ventilación.

Con el fin de solucionar estos problemas, nuestra lámina Duroflex Ventilación fue ideada con el fin de permitir una cumbrera ventilada que supere todos los estándares técnicos de edificación y prolongue la vida útil del tejado.

Para montarla basta seguir los siguientes pasos:

1- Desarrollar la lámina centrada sobre el listón de la cumbrera y fijarla al listón.

2- Retirar la cinta protectora del adhesivo y presionar para adaptarla a las ondas de la cubierta.

3- Tirar de la cuerda que ya viene instalada para levantar la pestaña de protección.

4- Colocar las tejas en la cumbrera atornillándolas usando los clips de sujeción.